Existe un sistema para eliminar grasa localizada sin necesidad de usar ningún tipo de cirugía. Obtiene los mismos resultados que la liposucción, pero con la enorme ventaja de no tener que proceder a ningún tipo de cirugía. Este motivo de peso, es el que hace que cada vez mas personas elijan la cavitación como un método alternativo ya que no necesita nada de anestesia, no duele, es muy eficaz y no deja marcas.

La cavitación genera burbujas en la grasa localizada a nivel celular, qué al explotar, hacen que estas células se conviertan en líquido al estallar. Esto hace que sea mucho más fácil expulsarla, cosa que se hace sobre todo a través de la orina y de la linfa.

Los resultados son inmediatos. Prácticamente desde el primer tratamiento se notan, hasta el punto de poder reducir mas de 10cm el contorno corporal a lo largo de dicho tratamiento.

 

¿Cómo realiza la cavitación?

La forma de aplicación es muy sencilla. Una vez que tenemos claro cual es la zona que vamos a tratar, aplicamos un gel transparente en círculos. Este gel conductor potencia la eficacia del manípulo, el cual provoca al aplicarlo una sensación de succión, pero para nada dolorosa.

La duración de la sesión oscila entre los 25-45 minutos, dependiendo de la zona. Suele combinarse con otros tratamientos que potencian el drenaje teniendo en cuenta que la cavitación solo sirve para licuar la grasa y facilitar su eliminación. Dichos tratamientos drenantes son: la presoterapia o masajes.

¿Qué beneficios aporta la cavitación?

Pues aparte de facilitar la eliminación de grasa localizada, aporta otros beneficios. Uno de los beneficios más importantes es que rejuvenece la piel, dándole un aspecto de piel mas sana.

Además mejora la circulación de la sangre, elimina toxinas y favorece la eliminación de líquidos retenidos, tonifica la masa muscular, mejora el tránsito intestinal, aumenta la elasticidad de la piel, ayuda a la eliminación de celulitis y favorece la creación de colágeno.

 

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Las sesiones necesarias para un tratamiento realmente eficaz varían, pero suelen oscilar entre las 8-12 sesiones.

Hay una serie de recomendaciones importantes a la hora de afrontar una sesión de cavitación que mejoran los resultados de esta. Si conseguimos aumentar la cantidad de agua diaria, intentamos seguir una dieta baja en calorías y practicamos ejercicio suave entre sesiones, los beneficios de la cavitación se incrementan considerablemente.

Es una tratamiento seguro, efectivo, eficaz y, lo mejor, los resultados son inmediatos. Además, está en tu mano potenciarlos con hábitos de vida saludables.