Las fantasías eróticas son todas aquellas que se encuentran en lo sexual, esto quiere decir que no son más  que representaciones de nuestros deseos, presentándose estás de manera imaginarias.

Todos sin importar  que tipo de personas puedan ser, han tenido una fantasía sexual, las cuales por lo general, siempre han sido cosa de mucho tabú, ya que a muchos se les enseña que este tipo de cosas no son para tomarla a la ligera.

Sin embargo otros hablan de esto sin pena alguna  debido a que en la actualidad esto ha ido cambiando con el transcurrir de los años. Y  es que no es de sorprenderse que niños comprendidos entre  edades de 12 o 13 años ya sepan de esté tipo de temas sin generarles vergüenza o al menos,  no mas que ha sus padres.

Claro está es común que las personas tengan fantasías sexuales, pudiendo presentarse de manera diferentes  en cada persona, es por ello que en este artículo veremos cuales son los tipos de fantasías sexuales más comunes:

Las que ayudan a excitarse: estas responden a un placer de tipo narcisístico, debido a que quién las produce no persigue otra finalidad más que deleitarse imaginándolas.

Las que sirven para masturbarse: esta consiste en imaginar personas, lugares o situaciones, acción que va seguida con  el acto  de la masturbación.

Las que suplen carencias: estás son comunes en personas solteras, maduras o viudas en ambos géneros.

Las fantasías sadomasoquista: está es una fantasía que ha estado en los humanos desde tiempo atrás y una de las que mas ha ido en crecimiento, desde la trilogía de cincuenta sombras de grey, y aun  cuando esto parezca mentira no lo es.

Si bien  no es gracias ha esta película que el sadomasoquismo haya aumentado, esta si ha tenido gran influencia en fantasías de dicha índole.

Según un estudio en Canadá, se le hizo  una encuesta en la web a 1500 adultos de Quebec, siendo la edad  promedio  de 30 años en la cual participaron 799 hombres y 718 mujeres.

Según el estudio el 52% de las mujeres ha fantaseado para  ser atada y recibir placer sexual. Mientras que el 46% de los hombres lo ha hecho.

Por lo general las fantasías sadomasoquista van desde ser atadas hasta en bondage, practica que consiste en la inmovilización total del cuerpo  mediante herramientas especializadas las cuales se pueden obtener en una  tienda fetichista.

Esta son algunas de las fantasías más comunes en las personas, o las que mayor relevancia  tienen.