aromaterapia

Los aceites esenciales son sustancias que contiene compuestos químicos naturales, con distintas propiedades que pueden ser utilizadas con fines terapéuticos, tanto física como emocionalmente.

¿Cuándo no se deben utilizar?

Si estas embarazada, no es aconsejable utilizarlo durante los 3 primeros meses.

Hay que tener especial cuidado en las personas alérgicas, epilépticas y personas mayores, es aconsejable informarse antes de utilizarlos.

Tampoco sería recomendable utilizar cualquier tipo de aceite esencial en niños menores de 6 años, especialmente son desaconsejarles los ricos en fenoles y cetonas.

¿Dónde no se deben utilizar?

No deben usarse puros en nariz, ojos y oídos, así como en zonas y en zonas genitales.

Habrá que evitar usar aceites esenciales de cítricos como limón, pomelo, naranja, mandarina o bergamota, antes de una exposición al sol, ya que son fotosensibilizadores.

Los aceites con propiedades dermocáusticas como el orégano, canela o tomillo no deben aplicarse directamente en la piel.

Tener cuidado de almacenarlos en un lugar con poca luz y cerrar correctamente los frascos, con eso tendremos más opciones de conservarlo mucho más tiempo.

¿Cómo aplicar los aceites esenciales?

La mejor forma para descubrir los beneficios de los aceites esenciales es empezar a través de la vaporización y difusión atmosférica usando un difusor eléctrico especialmente diseñado para ello. Son mucho más aconsejables que los quemadores, ya que estos podrían dañar las propiedades terapéuticas de los aceites.

También se pueden usar simplemente como ambientador, aunque debemos tener cuidado con algunos aceites esenciales que no son aptos para usar por vía atmosférica ya que pueden resultar agresivos al ser inhalados.