Una de las ventajas que ofrecen los tour en Segway por Madrid es la diversión y lo inolvidable que pueden ser. Los recorridos son enteramente personales y pueden organizarse grupos que harán más amena la experiencia. Ciertamente con más los que prefieren este tipo de paseos, es una forma de visitar la ciudad rápida y fuera de lo habitual.

Los lugares más comunes son la Puerta del Sol lugar donde se lleva a cabo la noche de fin de año en España, de seguro es la atracción numero uno para el recorrido. Tambien podemos realizar un paseo por la Plaza Mayor, construida en los siglos XVI y XVII, convirtiéndose en una de las plazas más antiguas de todo el país.

Si buscamos un lugar lleno de arte, no está demás parear por la Gran Vía, donde encontraremos los teatros más importantes de la capital, que guardan un gran significado en la cultura del país. Asi encontraremos el Círculo de Bellas Artes, un edificio con mirador para complementar esta ruta artística en la ciudad.

No podemos dejar pasar por alto el Parque del Retiro y la Puerta de Alcalá, que aunque solo es una pequeña muestra de los lugares que podemos visitar, estos son la mejor referencia que tenemos sobre los monumentos más representativos de Madrid. Realmente será un paseo inigualable cargado de risas, aventuras, entretenimiento y diversión.

¿Cómo puedo alquilar un Segway?

Desde plataformas en internet podemos acceder a los planes o tour donde podremos alquilar un Segway en Madrid. Estos poseen un valor mínimo por hora, para algunas agencias. Sus precios rondan entre 20,00€ y los 49,00€ de acuerdo a los lugares que se escojan como destino.

Muchas son las agencias que ofrecen destinos diferentes, pero con la misma finalidad. Las rutas son las más conocidas de Madrid, haciendo que cada vez sean más los que desean adentrarse en sus calles desde un punto de vista diferente. La adrenalina no se hará esperar, más para aquello que nunca han montado una moto o una bici.

Estos son los miedos más recurrentes pero realmente no determinan el funcionamiento de Segway. Esto básicamente se resume en la práctica y el equilibrio para balancearlo, es decir, si nos inclinamos un poco adelante, el Segway por consiguiente irá hacia delante. Si nos inclinamos hacia atrás, este dará marcha atrás, si finalmente decidimos detenernos, solo tendremos que equilibrar el cuerpo.